14 mayo 2006

DOSSIER/REVIEW
ME CASE CON UN MONSTRUO QUE VINO DE DENTRO DE...

Por fin se ha estrenado en nuestro país la ópera prima de James Gunn, aclamado guionista del más que excelente remake de Zombi. Entre sus créditos también se encuentran los guiones de las películas de Scooby doo, la cult movie The Specials y algunos trabajos en la factoria Trash Troma pictures. SLITHER (La plaga) es una estupenda cinta de terror de la vieja escuela que recupera la vena hilarante de películas como Terroríficamente muertos , Braindead o la reciente Shaun of the dead . Da una nueva vuelta de tuerca a las películas de invasiones extraterrestre de los años 50, que ya tuvieran su particular revisión hace ya dos décadas en la gran explosión de cine de terror de los ochenta .Presupuestada con poco más de 15 millones de dólares, este producto de Universal es todo un reflejo de la confianza de los grandes estudios en películas de horror para adultos, frente a la asepsia del cine de la década pasada. Slither es una confirmación de que la industria americana ha cambiado su actitud gracias sobre todo al éxito masivo de los remakes de los clásicos La matanza de texas y Zombi. Aunque su estreno en estados unidos, el pasado 31 de Marzo, dejó un sabor agridulce a sus creadores ya que la recepción de la critica “seria”, tanto la especializada como la del fan medio, fue espectacular mientras que los resultados de taquilla fueron poco menos que desastrosos, la película se colocó en su primer fin de semana en octavo lugar , por debajo incluso de otra película de terror, Stay Alive, que permanecía en pantalla su segundo fin de semana. El lado positivo es que la inversión de Universal no fue muy importante (la película costó menos que el salario de Sharon Stone en instinto basico 2). Su fracaso ni siquiera se puede achacar al estreno de la multitaquillera La edad de hielo 2. Entonces: ¿cual fue el desencadenante de esa falta de interes?? No se puede tampoco achacar a que la película esté calificada con una R, ya que los recientes estrenos de Silent hill o el remake de Las colinas tienen ojos (ambas R-rated) acabaron con sendos Numero 1 de taquilla. La razón que han querido ver los responsables de Universal es que la mezcla de horror y humor no atrae demasiado al público, más interesado en violencia más real sin un contrapunto de sarcasmo.
Independientemente de su rentabilidad, LA PLAGA es todo un festín para el aficionado, apelando a la nostalgia del cine de horror de los ochenta y funcionando como un gran homenaje a esas películas clásicas de una forma afectiva, respetuosa y divertida. Sólo hace falta ver el trailer, en el que aparecen los nombres de las películas mas importantes del cine de terror de los últimos 20 años para posteriormente afirmar que todas esas películas “son para nenazas”. Ese espíritu irreverente y gamberro es el motor principal de Slither. Su humor no proviene de las situaciones o los monstruos, sino de las reacciones e interacción de los personajes con la propia trama. James Gunn nos ofrece en su ópera prima una historia sencilla que no esconde en ningún momento sus influencias y que no sólo funciona como homenaje si no que absorbe y remezcla todas ellas para crear una nueva historia. La plaga se podría resumir en una invasión de babosas que transforman a los infectados en algo así como zombies y otras mutaciones. Esto nos suena,¿no?. Desde luego Slither no busca la originalidad y ahí es donde radica su valor para el aficionado un poco curioso. Según su director y guionista James Gunn , las principales influencias de la película son Shivers (vinieron de dentro de) de David Cronemberg y La noche de los muertos vivientes de George A. Romero entre otras, reconocidas o no, que desgranaremos más adelante. Sin buscar demasiado, en la película encontramos una interminable lista de películas de las que Slither toma algo prestado, si no hace directamente referencia a ellas. Una de las polémicas que ha suscitado el estreno de la plaga es su indudable parecido con un pequeño clásico de los 80 dirigido por Fred Dekker: Night of the Creeps aquí titulada El terror llama a su puerta y anteriormente reseñada en este blog, que era un gran compendio de homenajes a las películas de invasiones extraterrestres de los 50, comics de la EC, las películas de Romero y la citada cinta de Cronemberg, Shivers. El argumento era básicamente similar a ésta: unos parásitos que se arrastran por el suelo se introducen en la boca de las personas para convertirlas en seres sin razón. La diferencia radicaba en que la cinta de Cronemberg convertía a los infectados en histéricos súcubos promiscuos. En la pequeña maravilla de Fred Dekker las babosas se alimentaban del cerebro del huésped para reproducirse y crear más y más parásitos que infectaran nuevos cuerpos etc... En La plaga tenemos una situación muy similar : pequeños seres reptantes atacan para infectar a humanos, como vimos en Shivers. Hay un puñado de escenas muy similares: la relación entre Starla y Grant, la babosa en la bañera,donde Barbara Steele era infectada por “ahí”, aunque la planificación de la escena es deudora también de Pesadilla en Elm street, incluso la aparición de los zombies al final es calcada a la escena final de Shivers. Sin embargo, los infectados son zombies más parecidos a los de La invasión de los ultracuerpos. Hablan y están conectados telepáticamente, pero con la diferencia de que tienen un patrón romeriano, es decir, necesitan comer carne, aunque en este caso este justificado para alimentarse. Aunque los parecidos con El Terror llama a su puerta no se reducen a la amenaza extraterrestre, sino que ambas películas convergen en un ejercicio de cinefagia y afecto por el género que incluyen guiños y referencias por doquier a otras películas. Una de estas similitudes es que ambas utilizan nombres relacionados con el género de horror (mayormente de los fims que homenajean) para bautizar a sus personajes. No sólo esto si no que, además, comparten tono y un sentido del humor muy negro. Lo sorprendente de todo es que James Gunn afirma asombrado que él nunca había visto Night of the creeps antes de realizar Slither. Realmente es difícil creerle dadas las muchas similitudes con la peli de Fred Dekker, pero contra los escépticos que creen que La plaga es un plagio, Gunn exclama: “¡estoy dispuesto a admitir que he plagiado Shivers! Por qué coño voy a admitir que he plagiado una película y la otra no??! tiene su lógica. Además, Gunn tiene el respaldo del propio Dekker , quien en una entrevista a Fangoria afirmó: No creo que exista nada particularmente original en Night Of the Creeps ,excepto tal vez el tono. En términos de elementos de la historia, robé de todo .Desde Plan 9 del espacio exterior a Alien, las películas de zombies de Romero e incluso comedias de John Huges!. En lo que me concierne, creo que James Gunn sólo ha continuado una tradición”. Independientemente de la polémica, la coincidencia es palpable. Aunque no significa que Slither sea un mero remake. Han pasado 20 años y la plaga tiene no sólo nuevas y más variadas influencias, sino que es una película más oscura , con una gran variedad de mutaciones que elevan los niveles de la invasión.
La Plaga alberga un auténtico compendio de referencias a cintas de horror y sci fi de los años 70 y sobre todo los 80. Según el propio Gunn, su inspiración para la película (a parte de las ya comentadas) fueron la novela the puppet master de Robert Heinlein, la espeluznante serie Uzumaki de Junji ito (de la que se hablará más en este blog) con sus delirantes mutaciones ancestrales de aspiración lovecraftiana, los comics underground de Renee French o Dave Cooper y viejas películas de terror de los ochenta . El mismo Gunn ha admitido pensar en Pulp fiction a la hora de abordar Slither. Como si de una obra de Tarantino se tratara, sustituye el genero noir por el de terror para crear un nuevo concepto de cine de horror multireferencial (pese a su loable intento, Gunn no es Tarantino...).
Así, con la premisa básica de Vinieron de dentro de... , la película transcurre en un pequeño pueblo del medio oeste de Norteamérica ,una comunidad cerrada que nos retrotrae a lugares comunes en los 80, gremlims, critters , mutant... algunos “losers” que parecen haber salido de The Blob ( El terror no tiene forma)…
El inicio de la acción también transcurre casi de forma idéntica: un meteorito que cae (en un plano inspirado en el comienzo de La cosa) y alguien es “infectado”. La consecuente transformación del personaje interpretado por Michael Rooker (Henry , retrato de un asesino) pasa por distintas fases en las que se pueden distinguir varias referencias. Comienza con I married a monster from outer space, pasa por La mosca de David Cronemberg y, según se va transformando, sus mutaciones recuerdan a Belial, el hermano deforme de la inquietante Basket Case (¿Donde te escondes hermano?). Para terminar convirtiéndose en un terror deforme, tentacular y decididamente lovecraftiano, quizas por ser monstruosidades similares a las mostradas en La Cosa de John Carpenter (obvia referencia en el diseño de prótesis y criatura) Estas aberraciones viscosas parecen haber salido de una película de Brian Yuzna y Stuart gordon. Se respira el espíritu de Re-animator por cada uno de los fotogramas , aunque tiene mucho más de From Beyond (re-sonator) o Society (la comunión de los infectados con Grant al final de la película, los infectados saliendo del cuerpo de Grant…). Recuerda también a las victimas de Freddy Krueger en el final de Pesadilla en Elm street parte 5. La película no escapa de su condición de obra de serie B absoluta y por ello es deliberadamente Camp, aspecto recuperado por Gunn quizás para rendir culto a la empresa que le dio su primer trabajo en el cine: la Troma pictures. No es baladí por ello el cameo en la película de el gurú creador del invento: Lloyd Kauffman , así como una aparición especial de El vengador tóxico en la tv. Tal vez Gunn no aprendió la lección de estar en la Troma e infunde demasiado el espíritu visto en los trabajos de esta casa .Pero no toda referencia al cine se alimenta de criaturas. La colección de personajes son arquetípicos clásicos de las monster movies de los ochenta : el alcalde rico (sacado de la isla de Tiburón), la chica mona que nunca se fue del pueblo y el poli que pudo marcharse con ella y no lo hizo. La forma de presentarnos estos personajes podría haber salido de critters (por poner un ejemplo) Recordemos una serie B reciente con un espíritu muy similar a la que nos ocupa (aunque superior): Arack Atack!, otro ejercicio de cinefilia injustamente olvidado por los fans. El contrapunto de los personajes unidos frente a una amenaza sobrenatural también recuerda a los aventureros de la saga Temblores . El aspecto multirreferencial no acaba aquí y durante toda la película hay guiños y pequeños homenajes como la mención del rey del trash Frank Helenlooter, el colegio se llama Earl Bassett ( personaje de Fred Ward en Temblores) , la voz del director y cantante Rob Zombie al telefono como un doctor y los apellidos de muchos de los protagonistas: McReady (La cosa) ,los Cassavetes (la semilla del diablo)... y un millar más. Pero esta ensalada de referencias no convierte a Slither en una película exclusivamente basada en mostrar una colección de saludos a otros cineastas . Uno de los objetivos de James Gunn es hacer de su invasión algo creíble. Por ello, gran parte de los FX están cuidadosamente creados por Todd Masters de Masters FX, recurriendo muy poco a los trucos generados por ordenador (salvo para los planos con muchas babosas) optando por el factor físico y grimoso para la creación de maquillajes y muñecos , con diseños realmente grotescos (muy deudores de trabajos de maestros como Rob Bottin o Screaming Mad George), devolviendo el aspecto tangible que el cine estaba perdiendo en este tipo de cintas . Por supuesto, en una película como Slither no podía faltar una gran cantidad de gore y sangre. La calificación para adultos está asegurada y no parece haber planeado un director´s cut sin calificación para la edición en dvd. Tal vez la permisividad de la MPAA americana con el material de Slither tenga que ver con el tono grand giñolesco de la violencia y que en realidad hay mas sustancias viscosas que sangre propiamente dicha. La Plaga es además una película con personajes algo más solidos que lo usualmente visto en el reciente cine de terror. Gracias a un guión que antepone las relaciones entre los personajes principales y el drama de la protagonista al posterior ataque .El libreto está apoyado por un casting acertado, muy deliberadamente ochentero, destacando el trabajo de Nathan Fillion (Serenity) como Bill Pardy ,el jefe de policía, que, sin duda, es lo mejor de la película . También tenemos al citado Michael Rooker, y, en el papel de su esposa, a la bella Elizabeth Banks (Spiderman). La música que acompaña a las imágenes se basa en canciones country bien embebidas en la trama (todo un acierto, en el final, Every Woman In The World ) y una partitura sencilla, funcional y efectiva. Sin embargo, pese a que no se puede culpar a la película de engañarnos con respecto a su contenido, ésta no llega a alcanzar el pleno de sus posibilidades. Viniendo del hombre que guionizó Amanecer de los muertos se echa en falta un poco más de acción una vez han aparecido los zombies (los cuales no están muy brillantemente interpretados y, a su vez, algo secundarios) . También sobran algunos momentos que no acaban de funcionar: el ciervo zombie, la súbita aparición en la trama de la chica de la bañera… además la amenaza toma un tiempo en desarrollarse , acabando muy precipitadamente. La dirección es sólo correcta. Es la primera película de Gunn y tiene grandes secuencias muy bien planificadas: el ataque de las babosas a la casa, la caza de Grant ..., pero el conjunto final es una renqueante y heterogénea sucesión de divertidos sketches que, debido a la inexperiencia de Gunn, fallan al no construir la tensión esperable en una película con zombies y criaturas. Quizas, lo bueno es que deja con las ganas, pero lo cierto es que algo más de metraje la podría haber convertido en una gran película. Pese a todo, La plaga es una humilde y honesta muestra de terror que no revolucionará el género, pero sí hará las delicias del aficionado nostálgico que eche en falta el cine pringoso y sin complejos de los ochenta.
Ah! Y quédense hasta el final de los créditos ;)

10 Comments:

Anonymous Federico said...

Wow....

Very very nice photo....

6:36 p. m.  
Blogger Sir Jack Torrance said...

which one?

6:41 p. m.  
Anonymous Manu_chicken said...

ARGH!Mira que dudé en quedarme hasta el final y me fui.A mí no me disgustó,pero esperaba más.

8:46 p. m.  
Blogger LAGRY said...

ey, acabo de descubrir tu blog !! mola un montonazo, otro agregado a "favoritos" !!!
sigue así, un saludo !!!

9:04 p. m.  
Anonymous Yo mi abuelo soy said...

Maldito freak enciclopedico jejejejeje

1:17 p. m.  
Blogger NuBus said...

Mu completo el artículo, me da ganas de verla. a ver si me escapo al cine de una puta vez.

te agrego al blogroll ;-)

12:00 a. m.  
Blogger Sir Jack Torrance said...

Gracias!
Pues sí, merece la pena ir a verla, aunque no es la película de la década pero bastante mejor que la mayoría de los estrenos de este año.
Saludos!!

2:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jejejejeje, a ti lo que te pasa es que la peli te ha parecido una sosed pero te da miedo ponerla a parir. Hala, a parla!!

10:50 p. m.  
Blogger Sir Jack Torrance said...

que va, si me hubiera parecido mala no la hubiera visto dos veces en el cine, creeme!

12:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

eso es porque en el cine se esta fresquito y te puedes pegar un sueñecito (que los bancos de la calle son mu incomodos)

4:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home