20 noviembre 2007

LA MANSIÓN DE LA NIEBLA
(REVIEW)
1972 fue un año especialmente prolífico en la producción de cine de género fantaterrorífico en nuestro país. Uno de los títulos más notables de esa temporada fue La mansión en la niebla, notable debut en la dirección de Francisco Lara Polop cuya carrera no dejó ninguna otra obra reseñable en el género de terror (que no volvería a retomar)ni fuera de él. Una verdadera lástima ya que en la cinta que nos ocupa se pueden encontrar no pocas muestras de buen hacer cinematográfico. El argumento de la película no es desde luego un dechado de originalidad, un grupo de desconocidos acaban en una mansión perdida en medio de la niebla ,en un lugar desconocido y poco transitado que evoca algún punto entre la realidad y la fantasía. Una vez en la mansión, entre subtrama inútil y subtrama eroticofestiva, los personajes han de lidiar con inexplicables sucesos y apariciones. Una premisa tan simple, está conducida con tino durante el primer tramo de la película, en el que se nos presenta a los personajes mediante varias historias entrecruzadas, que van construyendo una trama con diversas interconexiones. La llegada a la mansión es sin duda el momento más conseguido del film .Un acertado uso de los ingredientes clásicos del horror gótico y un buen manejo de la niebla culminan con la primera aparición de los espectros. Una magnífica secuencia, aterradora y plásticamente impresionante, que bebe mucho del imaginario propio de los comics de la Warren. A partir de ese momento, la trama avanza a trompicones. Existen algunos pegotes poco adecuados, como esos flashbacks explicativos de la juventud del personaje de Elsa, en los cuales es risible el intento de hacer pasar a la Actriz Amalia Gadés por una virginal jovencita cambiándole la peluca. Lo Único interesante de dichos Flashbacks es el atrevido inserto gerontófilo en la pasión secreta de Elsa, que muestra una sorprendentemente poco disimulada tendencia al incesto que le lleva a convertirse en una mujer con un importante problema de líbido desde su juventud. El resto del metraje incluye algunas apariciones por aquí y por allá, todas ellas bastante aterradoras y con muy buenas ideas de puesta en escena. Los espectros aparecen sin motivo aparente y la aureola de misterio es constante, por lo que el suspense se mantiene intacto mientras los personajes van lidiando con la amenaza sobrenatural. Las imágenes de horror son un material muy potente, casi insólito en la cinematografía española, y harían las delicias de cualquier aficionado al cine de Bava. Pero lo bueno no dura eternamente. El horror procede de los desconocido y lo fantástico, y como tal, el cine de éste género se encarga de mantener esa ilusión en el espectador. La Mansión en la niebla lo consigue, gracias a un uso efectivo de la desorientación y el delirio en los momentos en los que lo sobrenatural entra en escena. Lástima que todos los logros acumulados no lleguen a consumarse con un final digno si no que, como en muchas otras películas, se opte por la vía de la sorpresa final. Un giro de ciento ochenta grados de los que dejan hechos polvo al aficionado serio, el que no necesita burdas argumentaciones ni cínicas explicaciones racionales para disfrutar de una película. No hay nada reseñable en la confección del guión y tampoco ninguna sorpresa en las correctas interpretaciones. Los personajes jóvenes reflejan ese carácter desafiante, sexualmente activo y afable de la juventud predemócrata de nuestro país, que en ocasiones daban juego para personificar a héroes de género como ésta o No profanar el sueño de los muertos(1974) por poner un ejemplo. Sin duda, lo más reseñable de la película es buen trabajo de escenografía y montaje, que salvo ocasionales lapsus, esta a una buena distancia del conjunto de obras de género hechas en España. También es destacable la fotografía y el uso de la paleta de colores que da un aspecto más que digno a la película en su formato panorámico(No por casualidad, ya que la película es una coproducción con italia).Pero pese a todos sus aciertos, La mansión de la niebla solo es, al fin y al cabo, una de las muchas películas aquejada de ese síndrome de vergüenza por el género que como las demás, pretende justificar su buen hacer en el manejo de los viejos (y siempre efectivos )mecanismos de éste ,tan maltratado cine de horror, con un golpe de efecto tramposo y arbitrario(1)



(1)Desde La marca del Vampiro a Alta Tensión(Haute Tensión,2003)

5 Comments:

Blogger chucky said...

buenas señor mio,solo era para decir holaa... jejejje bueno soy el tipejo llamado carlos que abusaba de Romero en sitges jeje
pasame tu msn o algo para conatactar mejor...saludos

10:30 p. m.  
Blogger Sir Jack Torrance said...

HOMBREEE.QUE TAL! pues nada me alegro que te acerques por aquí!!(añademe si quieres: te_rajo@hotmail.com) saludooos!

1:43 p. m.  
Anonymous FiveJacoby said...

La iré a ver esta semana al cine, seguramente... Ya comentaré (o no)...

4:34 a. m.  
Blogger filomeno2006 said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:28 p. m.  
Blogger filomeno2006 said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home