30 junio 2008

LOS CRONOCRÍMENES
(REVIEW)

La didáctica entusiasta de Doc ,el Mad doctor de la saga Regreso al futuro, proponía una lectura Pop de las paradojas espaciotemporales que pueden resultar de un sencillo viaje en el tiempo, adecuadas al lenguaje cinematográfico más asequible. ¿Qué consecuencias traería encontrarte a tu yo del futuro?¿Cuáles serían los resultados de cambiar cualquier pequeño detalle del pasado en los acontecimientos del mañana? Este tipo de cuestiones ,asimiladas ya por muchas películas de ciencia ficción, parecían haber llegado a un punto de no retorno.¿Realmente es necesaria otra película sobre viajes en el tiempo? Quizás no, pero por alguna razón Los Cronocrímenes no es una película que sobre dentro de este subgénero. Si de algo puede presumir el director Nacho Vigalondo es que ha logrado aportar nuevos desafíos dentro de un canon excesivamente sobado .
Los Cronocrímenes presupone muchos de los teoremas clásicos de la ciencia ficción sobre los viajes en el tiempo para ofrecer un acertijo que ya hemos visto alguna vez, sin caer nunca en la previsibilidad o el aburrimiento. Con el entusiasmo de quien ha diseñado un jeroglífico que funciona, Vigalondo expone las cuestiones que desarrollan la trama de forma nítida y funcional. Los problemas que surgen al realizar un viaje en el tiempo de forma deficiente, en el que se duplica al pasajero, son el motor argumental de la pesadilla de un hombre corriente forzado a lidiar con los acontecimientos que provoca un sencillo viaje hacia el pasado. Es ahí donde radica la fuerza de Los Cronocrímenes, ya que al mismo tiempo que el espectador va cuadrando los acontecimientos y movimientos en el tiempo, asiste sin saberlo a la transformación paulatina de un personaje que vive un drama en el que no entra de forma abrupta, sino con la naturalidad con la que un cántabro de vida normal podría afrontar la inevitable destrucción de el mundo que conoce. La austeridad económica de la cinta convierte su poco atractiva fotografía y sus limitadas localizaciones en una perfecta trampa para ratones donde la asfixia del personaje se hace más tangible. Vigalondo juega sus cartas de forma sabia y estructura la película en tres actos más o menos definidos en un juego donde tras repartir las cartas se vuelven a recoger para repartir el mismo mazo de forma diferente. El resultado es un puzzle de pocas piezas que encajan poco a poco sin un orden preestablecido. El guión ,muy bien pensado, siempre sorprende con un pequeño as en la manga siempre descubierto en el momento preciso. Sería difícil no valorar los méritos de la película sin aludir a su procedencia patria . Su espíritu universal no elude su condición de producto ibérico, pero lo cierto es que Los Cronocrímenes merece ser juzgada como la más que válida aportación de género que es. Quizás ,en su terreno, no es fácil encontrar una muestra tan fresca desde la brillante 12 monos, con la que guarda no pocas resemblanzas en su fondo. La dirección nos revela a un debutante sin ganas ni necesidad de demostrar nada a base de planos estéticamente rebuscados, encuadres sorprendentes o una búsqueda del sello autoral a cualquier precio. La película nos descubre a un director con voluntad de narrador eficaz, con las ideas claras de cómo llevar a buen término los complejos acontecimientos del relato sin dejar de lado su naturaleza lúdica. Quizás nada funcionaría sin la magnífica actuación de un Karra Elejalde que parece haber captado a la perfección el espíritu costumbrista del director de Choque y que limita su vis cómica a un cinismo crepuscular cercano al prototipo de antihéroe tan común en el cine de Alex de la Iglesia. Podrían buscarse imperfecciones en la película, a la que tal vez le falte algún toque de inspiración a la hora de convertir situaciones funcionales en momentos geniales, pero con descubrimientos de alto voltaje iconográfico como esa momia de vendas rosas, eso sería ya para subir nota. Bravo.

2 Comments:

Blogger DArKo KarMa said...

todabia no la vi

soy de Uruguay gran fanatico de los Psycho (uno de los pocos uruguayos qeu conocesn la banda) y de las pelis de terror, cien gore de puta madre!

me encanta este blog, me parece de lo mejor

DArKo KArMa

5:05 a. m.  
Blogger Jefe Dreyfus said...

muy de acuerdo con usted en casi todo.. muy buena peli, con mayor mérito si cabe viendo como se lo ha tenido que pelear para encontrar un hueco en la distribución nacional.

8:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home