01 septiembre 2008

LA TUMBA DE LIGEIA
(REVIEW)


La última película de Roger Corman en su ciclo dedicado al escritor Edgar Allan Poe se basa ligeramente en su relato Ligeia que trata muchas de sus obsesiones relacionadas con la vuelta de entre los muertos y la figura femenina como catalizador de la maldición y el destino. La historia original es ensanchada para crear todo un largometraje, como es habitual en el ciclo,siendo quizás la historia menos compacta de entre todas las obras de Corman dedicadas a Poe.Esto, unido al uso de escenarios menos suntuosos y coloridos,le han dado cierta mala fama entre cierto sector de la critica que la han visto como uno de los episodios menos prestigiosos del conjunto. Sin entrar en comparaciones, La Tumba de Ligeia es uno de los acercamientos más acertados al espíritu lóbrego y , sobre todo ,decadente de la obra del escritor. Es innegable que como película sufre un problema de ritmo muy acusado. La narración deslabazada y sus dificultades en desarrollar una trama sólida dejan la sensación de estar asistiendo a una novela por actos donde faltan partes.Pero lo cierto es que cada escena por separado tiene una fuerza especial que les dan cierta autonomía y en conjunto resultan ser una colección de secuencias que en su mayoría son un éxito.Resultan especialmente acertadas las excursiones de la protagonista femenina(con una interesante interpretación de Elisabeth Sepherd) por la casa.En primer lugar en el campanario y el ultimo acto cuando descubre el terrible secreto de su marido. También es reseñable la secuencia onírica ,tan desasosegante como bella plásticamente. Hay muchos puntos de continuidad con otras películas de la serie.Vincent Price (que declaró que esta es su favorita de la saga Poe)interpreta otra vez al protagonista, un Verden Obsesionado con la muerte de su esposa Ligeia y muy magullado por el miedo a su regreso.Un tema que recuerda bastante al apartado Morella de Historias de Terror que termina de forma similar.Sin embargo otros ticks s ehacen algo reiterativos con respecto a el resto de la serie, como representar lo maligno con un gato negro...Sin embargo los puntos que la alejan del grupo de películas resultan lo más interesante.La escenografía, aunque no tan vistosa, resulta muy reseñable.El emplazamiento de la acción en una abadía herrumbrosa y oscura le da un tono más decadente al conjunto y acompañan al tono enfermizo de lo que relata. La Tumba de Ligeia es una película irregular pero muy valiosa,El guión es poco dinámico ,en beneficio de una mayor fidelidad al estilo literario de Poe y resulta un festín para el que pueda o quiera disfrutar de una prosa más cercana al escritor que en otras piezas del ciclo Corman. A su vez posee una atmósfera oscura que el desarrollo visual y la fotografía convierten en una película idónea para redescubrir detalles en cada (necesario)revisionado.